domingo, 16 de octubre de 2016

Arte egipcio : contexto



EGIPTO
Egipto es el país del Nilo, el don del Nilo, en palabras del historiador griego Herodoto. El fértil valle de quince kilómetros de anchura que surge entre acantilados a ambos lados del río vio nacer una brillante civilización que duró más de tres mil años con relativamente pocos cambios gracias  a las defensas naturales que supone el desierto que crece más allá  del valle y que lo mantuvo aislado .Antes de su unificación, Egipto de dividía en Egipto del sur, simbolizado en la flor de loto y el Egipto del Norte, el delta, simbolizado por el papiro. Hacia el 3000 a.C. se unen con el rey Narmer.
En ritmo del Nilo marca el ritmo de la vida y las creencias de los egipcios. Todos los años en Nilo se desborda en agosto dejando a su paso desolación pero también fertilizando el valle con sus limos, creando así un ciclo eterno de vida y muerte.
La idea de un orden eterno y estable en el que todo fluye y se repite eternamente condiciona las creencias y el arte. La trayectoria del Sol , este-oeste y la del Nilo, Sur Norte , parecen crean un gusto por lo geométrico , por lo ortogonal y por lo ordenado.
La historia de Egipto se divide en varias etapas:
-       época predinástica (V y IV milenios)
-       Imperio Antiguo ( 3000-2180 a.C.)
-       Imperio Medio ( 2133-1786 a.C.)
-       Imperio Nuevo (1567-1320 a.C.)
-       Baja Época (664-630 a.C)
Las invasiones de persas y griegos condicionaron la historia egipcia hasta su integración en el Imperio romano tras la muerte de la reina Cleopatra VII.

Religión, sociedad y arte
La religión egipcia es politeísta, con multitud de dioses donde se imponen los de la ciudad dominante en cada momento: Horus, de Hieracónpolis, Ra  de Heliópolis, Amón de Menfis etc. a excepción de la revolución monoteísta de Tell-el-Amarna que impone el culto a Atón como único dios bajo el mandato del faraón Ametofis IV o Akenatón.
La religión egipcia tiene un carácter oficial y conformador de la realidad social;el faraón es su principal garante, él y sus sacerdotes deben respetar el plan divino, el cosmos ha sido ordenado por los dioses y no se debe alterar. Este rasgo ayuda a explicar la inalterabilidad de la cultura egipcia  a lo largo del tiempo. La casta sacerdotal acumula un gran poder y el faraón tiene rasgos divinos a los ojos de la sociedad. El resto son campesinos y artesanos sometidos a durísimas condiciones de vida.
La creencia en el más allá y en conservar el ka- elemento espiritual del cuerpo- y su soporte – el cuerpo- es fundamental para comprender algunos rasgos de su cultura como el interés porque las moradas de los muertos (pirámides, mastabas o speos) se hicieran en materiales de gran duración y en cambio las de los vivos  (casas o palacios)no hayan perdurado en el tiempo.
La inmutabilidad de los rasgos de la sociedad egipcia es su rasgo más destacable. El arte refleja esta forma de entender la realidad y nos ayuda a comprender mejor que cualquier otra manifestación, la civilización egipcia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario