jueves, 28 de abril de 2016

ESCULTURA NEOCLÁSICA


La escultura neoclásica en Europa se desarrolló pronto porque no se había llegado  prescindir totalmente de la elegancia y la solemnidad clasicistas durante el Renacimiento o el Barroco. Ahora las academias razonan los criterios de belleza y en consecuencia la escultura resultará fría y apenas comunica al espectador. Es una escultura estática, alejada del espectador, en la que abundan temas mitológicos.
El material por excelencia es el mármol blanco. Se concede todo el protagonismo a la línea pura , contornos bien delimitados y conjuntos serenos y sobrios.
Antonio Canova , con sus monumentos funerarios, sus retratos a la familia de Napoleón, como el de Paulina Borghese , y sus temas mitológicos como Amor y Psique, donde denota la influencia de Bernini, es el escultor más importante de todo el Neoclasicismo. 




Su obra más original es el Monumento funerario a María Cristina de Austria, en Viena. La negra abertura del interior del sepulcro contrasta con la luminosidad de las figuras alegóricas del exterior. La muerte se representa como un hermoso ángel que se apoya en un león. El cortejo fúnebre porta las cenizas y representa a las distintas edades en las distintas figuras, dispuestas de manera asimétrica y deslizándose con serenidad.

El danés Thorvaldsen fue también un destacado escultor. Se inclina por una escultura basada en las proporciones y en un idealismo formal muy rígido: Jasón, Ganímedes y el águila de Zeus.

Hebe
Canova se inspiraba más en modelos  helenísticos y Thorvaldsen en los clásicos. Esto se ve si comparamos la Venus itálica de Canova con la Hebe de Thorvaldsen
Venus itálica, Canova

Ganímedes y el águila
Jasón






No hay comentarios:

Publicar un comentario