jueves, 8 de enero de 2015

CONTEXTO DEL RENACIMIENTO

Hasta bien entrado el siglo XIII no había en Europa ni un arte, ni filosofía ni ciencia que no tuviera un marcado carácter eclesiástico, de manera que la cultura laica prácticamente era inexistente. Pero desde mediados del XIII surgen en toda Europa formas culturales distintas a las clericales y plenamente laicas. El siglo XV será una época de grandes cambios: la invención de la imprenta revolucionará la transmisión de conocimiento, la pólvora, el descubrimiento de América, la ruptura dentro de la Iglesia que provocará la Reforma. La nueva burguesía capitalista rompe las barreras gremiales. Surgen nuevos mercados.
Ponte Vecchio de Florencia

Una consecuencia directa de estos cambios es el Humanismo, que supone una vuelta hacia el  pensamiento clásico totalmente marginado por el cristianismo medieval aunque nunca olvidado del todo.
La religiosidad se  hace más individual e íntima. La vida y la muerte adquieren un sentido al margen de la religión. El deseo de supervivencia es más fuerte. Toda esta nueva concepción de la vida vuelve la mirada hacia la filosofía de Platón, síntoma del rechazo de la nueva clase burguesa hacia la cultura eclesiástica anterior.
Renacimiento Significa “volver a nacer” en clara alusión al resurgir ,tras la Edad Media, de la Antigüedad Clásica, reinterpretándola y adaptándola al nuevo lenguaje artístico.
La vuelta al clasicismo conlleva una vuelta también al antropocentrismo: el ser humano vuelve a ser el centro del universo.
Arte y cultura marcharán en el Renacimiento muy ligadas. A ello contribuye también el cambio en la consideración social del artista, que pasa de ser un mero artesano a un creador intelectual.
Cúpula de Santa María dei Fiori de Brunelleschi,Florencia

Será Italia, donde la sociedad laica burguesa está más desarrollada, donde surja con más fuerza este nuevo movimiento cultural que mira hacia el pasado clásico como punto de referencia: se estudian los autores clásicos, el arte, la filosofía y se armoniza con las ideas cristianas. Es en Italia donde no se ha perdido el contacto con la herencia clásica. En el siglo XV los arquitectos descubren la obra de Vitrubio, arquitecto romano de época del emperador Augusto y sus Diez Libros de Arquitectura serán estudiados por los más reconocidos maestros de obras. Al mismo tiempo algunos autores como Alberti crean una teoría del Arte: lo comedido y clásico es lo deseable. Se idealiza y se racionaliza lo real.
Existe un nuevo sistema filosófico basado en Platón y que se desarrollará en la Academia Platónica de Florencia de Marsilio Ficino y contribuirá a ver el arte como concepto y proceso mental.
El hombre es la medida del universo. Se desarrolla un nuevo talante científico, el hombre renacentista investiga, explora, conoce, razona. La razón será la protagonista del destino humano

MECENAS Y ARTISTAS

Existe una nueva forma de entender el papel del artista en la sociedad. En Florencia , los Médicis, familia de banqueros y comerciantes, consiguen un inusitado poder económico y político Inician una época de esplendor con Cosme de Médicis (1389-1464) basada en la democracia apoyada en los sectores populares de la población. Con Lorenzo el gobierno se hace despótico. Con ellos se inicia el proceso de consideración social del artista como un intelectual y no como artesano, se convierten en mecenas de los artistas y a cambio los grandes talentos que apoyaron darán prestigio a su gobierno.
Lorenzo de Medicis, mecenas de Miguel Ángel

El arte el Renacimiento va a ser esencialmente teórico: la teoría precede al estilo, la renovación de la Antigüedad es mental o ideal ya que desconocía, la arquitectura o la pintura greco-romanas. En escultura por ejemplo será fundamental el descubrimiento del Laoconte en 1506 en Roma.


El Renacimiento va a tener tres etapas definidas:

-       Quattocento o Renacimiento del siglo XV, con centro en Florencia

-       Cinquecento , hasta 1527, fecha del Sacco di Roma, esta ciudad fue el epicentro del clasicismo.


-       Manierismo , destacan otras ciudades italianas como Venecia.


La obra de arte hasta ahora debía emocionar y aleccionar. Ahora cobra nuevas dimensiones. Va a tener un valor en sí misma y genera un placer estético a quien la contempla. La naturaleza se convierte en una verdadera obsesión, no sólo para imitarla sino para idealizarla y superarla y se convierte en el principal referente de las artes plásticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada