martes, 31 de mayo de 2011

PINTURA BARROCA HOLANDESA

Holanda es tierra de pintores. Lo reducido de su territorio, el calvinismo, la República y una organización de estructuras cívicas de gobierno tienen influencia en la pintura. La sociedad burguesa, individualista y práctica se verá reflejada en sus obras. Los burgueses encargarán preferentemente retratos para verse reflejados. Incluso las asociaciones gremiales, iniciando un nuevo tipo de retrato, se retratarán conjuntamente.

La pintura pasa por tres fases:
- Etapa de iniciación- protagonizada por los Caravaggistas de Utretch y Franz Hals.
- Etapa de plenitud con Rembrandt.
- Etapa de decadencia- Escuela de Delft.
Características de la pintura:
- La preocupación por la luz va a ser fundamental, una luz fría, con tonos ámbar , dorados o verdes. El dibujo y el color pierden importancia en favor de la luz.
- Visión plácida y pormenorizada de los objetos, ricos y refinados.
- La obra de arte se convierte en objeto de comercio.
- El gusto burgués por la vida apacible, ordenada, queda plasmado en los interiores domésticos.
- La perspectiva es muy elaborada y sirve para crear el escenario en donde se desarrolla la vida cotidiana,
- Los retratos de grupo, de corporaciones ciudadanas (gremios, compañías militares…)se retratan en actitudes desenfadadas.
- Los retratos en general son despreocupados y alegres, a excepción de Rembrandt. Muchos comerciantes enriquecidos desearon transmitir su rostro a la posteridad o retratarse bajo la dignidad de su cargo.
- Gusto por los temas festivos y sutilmente moralizantes.
- Paisaje realista y desidealizado , con desarrollo de los amplios cielos cargados de nubes y humedad, paisajes infinitos que llevarás al Romanticismo.
- Bodegones que reflejan objetos delicados, cristal, porcelana, frutas delicadas con pequeñas gotas de agua

PRIMERA ETAPA : GENERACIÓN DE 1580, FRANZ HALS

En esta primera generación destacan los caravaggistas de la ciudad holandesa de Utrech, eclécticos que reciben una marcada influencia del maestro italiano pero que utilizan una luz más clara y un doble foco de luz, uno dentro del cuadro y otro exterior. Ejemplos de estos maestros son Terborch (1617-1681) o el conocido como Gerardo della Notte (Gerard van Honthhosrt).
                                                    Terboch
                                                  Gerardo della notte- escena de género
El primer maestro destacado es Franz Hals (1580?-1666). Contemporáneo de Rubens, sus padres habían abandonado el sur para establecerse en la Holanda libre en Haarlem, ya que eran protestantes. Hals, que vivió al límite de la indigencia, creó el esquema retratístico holandés. Crea un retrato genérico buscando los rasgos del retratado. Pocas veces se ha conseguido en los retratos ni de esa época ni posteriores, un efecto de inmediatez y frescura como el conseguido por Hals. Para ello se valía de una técnica rápida, sin dibujo, donde el color sugiere la forma y además de un retrato en primer plano con el fondo neutro. Buen ejemplo de esto es el Retrato de un hombre con sombrero, el Retrato de Pieter van den Broecke, El bebedor o el magnífico retrato de La gitana




 En este hace gala de una técnica casi abocetada, colores claros que transmiten la frescura del momento, la fugacidad; la pícara sonrisa de la muchacha encarnan el desenfado del retrato holandés resuelto con maestría en pocas y rápidas pinceladas.

La compañía de San Jorge es uno de sus habituales encargos de retrato de grupo. La idea de grupo viene dada por la diagonal de la bandera. El grupo parece contagiado por un espíritu alegre y cargado de energía.
En cambio en el retrato de Las regentes del asilo de Haarlem la sobriedad del color y de los adustos gestos de las regentes transmite una impresión muy diferente. Trabaja el cuadro dentro del cuadro, para aumentar la sensación de veracidad.
En general, sus cuadros captan la impresión de momento, la fugacidad con insuperable maestría a través de pinceladas sueltas y ágiles.

2ª ETAPA- REMBRANDT van RIJN (1606-1669)
Rembradt fue el más importante pintor holandés. Sus autorretratos constituyen una reflexión sobre su vida, su autobiografías, desde la brillante juventud a la solitaria vejez. De Leiden, su ciudad natal, se trasladó con veinticinco años a trabajar a Amsterdam, donde trabajó sin descanso y consiguió una posición acomodada, también gracias a su matrimonio. Pero las deudas posteriores lo dejaron en una precaria situación casi hasta su muerte.
Influido por Caravaggio , Rembrandt hace profundos contrastes entre la luz y la sombra; la luz parece surgir de los personajes , creando una atmósfera envolvente. El espacio viene definido por la luz, a través de un foco exterior y otro interior al cuadro. Hay despreocupación por la perspectiva así como por el acabado, cuando el pintor ya ha conseguido el efecto buscado.
Como retratista , decía Gombrich “ Frente a los retratos de Rembrandt nos sentimos ante verdaderos seres humanos, con todas sus trágicas flaquezas y todos sus sufrimientos. Sus ojos fijos y penetrantes parecen mirar dentro del corazón humano”.


En uno de sus retratos grupales más conocidos , La lección de anatomía del profesor Tulp, es el cadáver el centro del cuadro, fuertemente iluminado , abriendo la composición en diagonal hacia el espectador. La composición de los asistentes a la lección es semicircular , fijando las miradas en el espectador. La luz une a todos los personajes.

En su Descendimiento de la cruz se ve las diferencias con Rubens, la ausencia total de efectismo y teatralidad y el intenso lirismo que desprende su obra.

Las capas y veladuras de la pintura cada vez son más ligeras, permitiendo crear transparencias , como en Dánae, donde la imprimación blanca funde luces y sombras con una sucesión de barnices transparentes. No hay colores claros . El esquema compositivo es el denominado “en cueva” donde se coloca un foco de luz al fondo del cuadro, atrayendo así las figuras a un primer término.


Tras la muerte de su primera mujer, Saskia, se encierra en sí mismo.


En 1642 pinta La Ronda de noche. Retrato colectivo con un planteamiento claramente distinto, ya que los personajes no se reconocen claramente. La compañía del Capitán Cocq se reúne para formar guardia en una madrugada con luz fría de amanecer pero el abuso de las veladuras oscureció el cuadro, dándole en nombre por el que es conocido. Las dos diagonales procedentes del fondo dan unidad a la escena y los elementos anecdóticos como la niña, fuertemente iluminada, animan la composición.


Del 42 al 48 hace paisajes de clara influencia italiana, cargados de humedad y dominados por la luz.
Hacia 1650 realiza El síndico de los pañeros, otro retrato de grupo de planteamiento simple y economía en la distribución espacial de los personajes. Domina la horizontalidad pero hay elementos que crean unidad espacial. Las tres horizontales que dominan el cuadro aparecen rotas.
Hacia el final de sus vida su pintura semeja la de un visionario donde la luz crea todo : La novia judía o Cristo y la Adúltera

Otros pintores holandeses de esta generación cubrieron otros géneros, menos atendidos por los grandes genios de su época. Se trabajaron escenas de género, de la vida doméstica de la Holanda del XVII, temas de la vida campesina , con contenido moralizante. Hooch o Jan Steen son ejemplos de ello.
También se cultivó a menudo el paisaje, un paisaje cargado de humedad, con amplios cielos y líneas de horizonte baja, como es el paisaje de Holanda. Las marinas , dentro del paisaje, fue el tema favorito de Van Goyen, perteneciente a la segunda generación.

El ejemplo más destacado de paisajista fue el de Jacob Ruisdael, que se complació en estudiar los efectos de luz y sombra sobre los árboles, con cielos cubiertos de nubes cargadas de humedad.
Otros en cambio prefirieron el bodegón, como Willem Kalf, bodegones de objetos refinados, de alfombras persas, porcelanas o delgados cristales que recogen sutiles reflejos de luz

3ª ETAPA: DESDE 1650, VEMEER
El más grande de los maestros de esta etapa fue Johannes Vermeer de Delft (1632-1675) pintor lento y perfeccionista, lo que le hizo pintar pocas obras a lo largo de su vida.
La mayoría de sus obras representan interiores de casas holandesas, con ambientes refinados donde suelen aparecen una sola figura o muy pocas, realizando sencillas tareas, situadas frente a una ventana, único foco de luz que bañas las estancias con una luz fría y clara. Su obra transmite paz, quietud, orden y silencio. Reniega de los claroscuros y utiliza una gama de colores verdes claros, azules y amarillo limón.
La encajera, La lechera, La carta de amor, Muchacha con collar de perlas La lección de música etc son buenos ejemplos de su obra.

 También hay que destacar la sensibilidad para captar los reflejos: La joven de la perla es buen ejemplo de ello. Apuntaba el Profesor serafín Moralejo que el reflejo del pendiente sea probablemente la pincelada mejor dada de toda la Historia del arte.
También cultivó el paisaje pero solo se le conocen dos : Vista de Delt y La callejuela , en los que verdaderamente consigue la impresión de pintar al aire libre.
Vemeer se ayudó de la cámara oscura (instrumento óptico que proyectaba una imagen exterior en su superficie interior y que se considera antecesora de las cámaras fotográficas) para recrear sus ambientes y el posicionamiento preciso de sus composiciones.


 Siempre con extremo cuidado y perfección refleja las calidades de los objetos, recordando a aquellos vecinos flamencos del siglo XV , en especial a Van Eyck, pero el amor al detalle no sacrifica un ápice la recreación de la plácida atmósfera que envuelve sus obras.






1 comentario:

  1. Muchas gracias por su blog. No entiendo apenas nada de arte, sólo me dejo llevar por mí mismo y mis emociones frente a una obra. Los buenos museos quedan lejos de mí, así que repito: gracias por el blog y sus explicaciones.

    Un saludo.

    ResponderEliminar