miércoles, 2 de diciembre de 2009

ESCULTURA EN ÉPOCA DE AUGUSTO: COMENTARIOS


ESCULTURA EN ÉPOCA DE AUGUSTO (31 a.C -14 d.C)

Con los cincuenta años del gobierno de Augusto comienza no sólo el Imperio Romano sino las bases de la cultura occidental. Por primera vez se organiza un gran Imperio Universal, clave para entender las futuras épocas europeas tanto en lo político, jurídico, económico y cultural.
            Octavio nace en el 63 a.C. Sobrino-nieto de Cayo Julio César, es adoptado por éste en el 45 a.C. Tras el asesinato de César se erige en vengador de su muerte y forma un triunvirato con Lépido y Marco Antonio. Enfrentado posteriormente a éste último, acabará venciéndolo en Actium y erigiéndose en único dueño de Roma (33 a.C). En el 27 adopta el título de Imperator. Conquista nuevos territorios y pacifica las fronteras interiores del Imperio. En el año 14 muere dejando un Imperio que abarca las tierras circundantes del Mediterráneo, las atlánticas desde Marruecos hasta el Rin, las centroeuropeas desde el Rin al Danubio y las asiáticas hasta el Eufrates
            A su tiempo pertenecen Horacio, Ovidio, Vitrubio, Estrabón, Diodoro Sículo o Mecenas, cuya actividad protectora de las artes dio nombre a una actividad social: el mecenazgo.

Los retratos

En época de Augusto se perderá el realismo acentuado característico del retrato romano en aras de una influencia  helénica que contribuirá al mayor idealismo de la figura del emperador, como corresponde a su poder y a su rango divino.
Augusto Prima Porta
De los muchos retratos llegados hasta hoy destaca el hallado en 1863 en Prima Porta, en las ruinas de la villa de Livia, esposa de Augusto. La obra se realiza cuando el emperador cuenta unos 43 años de edad. Este modelo, copia en mármol de original en bronce, se inspira en el Doríforo de Policleto aunque sí conserva fidelidad a los rasgos individuales de Augusto. El emperador aparece representado como militar, en actitud de arengar a las tropas (allocutio) antes de la batalla, con la mano alzada y la indumentaria castrense: coraza musculada, túnica y palludamentum (capa) . El gesto es severo, autoritario, enérgico pero a la vez prudente.  La figura se representa en un claro contraposto, cuidándose mucho la parte frontal, pues estaba pensada para colocarse contra la pared.





La obra conserva restos de policromía.  En la coraza se representan relieves  con figuras históricas y alegóricas: cielo con manto de la bóveda celeste, dios solar en su cuádriga, Aurora y  Venus, Tiberio recibiendo las águilas arrebatadas a Craso en la derrota de Carras (53 a C., las nuevas provincias incorporadas al Imperio, Hispania, con el gladius, y la Galia con su trompeta de guerra Apolo y Diana- En la parte inferior la madre Tierra con Rómulo y Remo. El pequeño Eros con el delfín que está a los pies de la estatua probablemente sea un añadido posterior.


            Este retrato, posiblemente obra de un griego, inicia la retratística oficial romana romanizando así definitivamente el arte griego.

Augusto Pontifex Maximus

Otro de los retratos de Augusto que merece la pena señalar es el hallado en 1910 en Via Labicana  y que representa al emperador como Pontifex Maximus, es decir, como máxima autoridad religiosa, el sumo sacerdote,. Augusto aparece togado y cubierto con un manto en actitud de sacrificar. El rostro traduce cansancio y fatiga pero también determinación.




El Ara Pacis

Para conmemorar la pacificación dentro de las fronteras del Imperio, que remató con el sometimiento de astures y cántabros (29-19 a C) Octavio decide levantar en el Campo de Marte entre el 13 y 9 antes de Cristo el altar de la Paz, Ara Pacis, un monumento de planta cuadrada, con  el altar propiamente dicho en el centro sobre un podio y dos aberturas  o vanos en lados opuestos con escalinata de acceso en la fachada principal para los oficiantes. El altar está labrado en mármol y tiene unas dimensiones de 11,60x10,65 m.
Los relieves del Ara Pacis son el conjunto escultórico más importante del arte romano por su valor histórico y artístico. Los relieves tanto internos como externos se dividen en cuatro grupos:
-          los dos frisos externos con desfile procesional
-          los cuatro relieves alegóricos que flanquean ambas puertas
-          zócalo corrido externo con roleos
-          friso interno con bucranios ( cráneos de buey) y guirnaldas




En el gran friso externo se representa un hecho histórico, la procesióndel año 13 a.C. en honor de la Pax romana. Junto a los miembros de la familia imperial  discurren en un ritmo solemne y tranquilo, los altos empleados, magistrados, senadores, lectores, flámines etc. El friso recuerda al de las Panateneas pero se diferencia enormemente por  la concepción del tema: aquí los personajes están individualizados y se organizan y desfilan en función de su posición política y social. El movimiento aquí es pausado, solemne. Parecen reconocerse en la procesión algunos personajes como Augusto o su yerno Agripa así como mujeres y niños de la corte imperial que contribuyen a restar solemnidad al tema representado.



En los laterales de las puertas se representan los temas con alegorías míticas y legendarias: Tellus, la Tierra , con dos niños  , el mejor conservado en la parte posterior. Al lado de la entrada principal estaría Marte con la loba capitolina y Rómulo y Remo ;también  Eneas, en clara alusión a la genealogía de Augusto.


La influencia griega es notable en la técnica, posiblemente su autor fuera un griego neoático  academicista. La sensación de profundidad viene dada por la graduación del relieve. Las figuras se disponen en dos o tres planos de profundidad siendo las del primer término las más importantes.
            Multitud de elementos meramente decorativos de inspiración vegetal o animal completan este conjunto, elementos que se trabajan detalladamente , de forma muy naturalista y realista,contribuyendo a la elegancia del conjunto.

El Ara Pacis es el mejor ejemplo de la función del Arte Romano, destinado a la sociedad y a la exaltación de la majestad del Imperio (Pro Maiestatem Imperio)

1 comentario: