viernes, 4 de diciembre de 2009

EL ARCO DE TITO



Con el comienzo de la dinastía Flavia con Vespasiano, tendrá lugar en el año 70 la victoria sobre los judíos y la destrucción del templo de Jerusalén por parte de su hijo Tito. En el 79 muere Vespasiano (año de la erupción del Vesubio) y Tito ocupará el poder durante dos años solamente.  A él le corresponderá inaugurar el Anfiteatro Flavio. El Arco que lleva su nombre  y se levanta sobre el comienzo de la Via Sacra,conmemoraba la victoria de Tito como lugarteniente de Vespasiano sobre los judíos. Tras la victoria se trasladaron los objetos sagrados a Roma  para exhibirlos como botín. El arco parece ser posterior, de época de Domiciano o Nerva. Es un arco de un vano  hecho en mármol del Pentélico y mide 15,40m de altura. Presenta dos novedades: las columnas estriadas sobre plinto que flanquean el vano del arco y los capiteles que mezclan hojas de acanto y volutas, dando lugar así al capitel compuesto, que veremos en el Coliseo. Son novedad también los nichos  entre los pares de columnas. El intradós del arco está labrado con bellos casetones.

Los relieves

El arco en sí mismo es uno de los monumentos más elegantes del arte romano pero sus relieves son paradigma del relieve histórico romano. Se sitúan en la parte interior del arco, a ambos lados y su sentido de la recreación atmosférica es muy característico de la época Flavia abandonando además el neoaticismo de la época de Augusto, la severidad, la frialdad  y la solemnidad que caracterizaban los relieves del Ara Pacis.
            En un relieve aparece  Tito vencedor sobre el carro con cuadriga precedido por la Dea  Roma .Rodeando la cuadriga, los líctores con sus símbolos, el laurel y los fasces. Se recrea el aire, la atmósfera, la espontaneidad del momento. La cuadriga parece avanzar hacia el espectador y los caballos parecen tomar una curva. La sensación de profundidad viene acentuada por la graduación del relieve según se coloquen los personajes en un primer o segundo o tercer plano. Las lanzas parecen disponerse de forma desordenada contribuyendo a la sensación de espontaneidad. Con razón se dice que Velázquez, en su estancia en Roma, se inspiró en estos relieves para crear “Las lanzas” y crear la perspectiva atmosférica que la caracteriza.

El otro relieve describe el traslado del botín tras la toma de Jerusalén: los símbolos sagrados judíos como el candelabro de los siete brazos, la mesa de oro y las trompetas de plata. Se representa el momento en que se realizaría el desfile triunfal en Roma, bajo el mismo arco. También aquí se consigue un fuerte efecto ilusionista.  La multitud parece avanzar desordenada e impetuosamente envuelta una la atmósfera densa .Los recursos utilizados para generar profundidad serían la ya comentada graduación del relieve y  la perspectiva : ésta  muy típica romana, multifocal, que utiliza varios puntos ; este hecho es observable en la base del candelabro o en el arco.

            El intradós de casetones bellamente labrados contiene una figura de Tito arrebatado al cielo por un águila, lo que quiere decir que el arco se alzó tras su muerte.

1 comentario:

  1. hola nuria¡¡
    di por casualidad con tu blog y me gusto mucho la entrada¡¡

    aun el otro dia vi las fotos de cuando fuimos a roma

    un beso
    elena

    ResponderEliminar