miércoles, 16 de diciembre de 2009

ARTE VISIGODO



En el siglo VI se instala en Hispania el pueblo visigodo, procedente del Este de Europa. Eligen Toledo como capital del nuevo reino (567).
            El gran protagonista fue Leovigildo (568-586) que construyó en Toledo un estado independiente, que llegó a adoptar aires imperialistas. Adoptó modelos inspirados en el mundo romano de Oriente. Su hijo Recaredo se convirtió al Catolicismo. La Iglesia acabó fundamentando la monarquía visigoda. La época de esplendor fue del 642 al 672 con Chindasvinto y Recesvinto.

ARQUITECTURA
            No se conocen hoy edificios de ciudades como Toledo, Mérida o Córdoba, por citar sólo los ejemplos más significativos. Hoy no se sabe casi nada sobre la capital del reino. Leovigildo fundó una ciudad, Recópolis (Guadalajara) de la que sólo sabemos que era una ciudad estructurada en terrazas.
            Las principales características de la arquitectura visigoda son:
   -    variación de planos: existen edificios basilicales, con o sin transepto, contraaabsidiados, con cabeceras únicas o triples, templos cruciformes, cruciformes inscritos en rectángulos e incluso iglesias de una sola nave.
   -    Compartimentación del espacio interior que puede deberse a las necesidades litúrgicas.
   Uso de la piedra, tallada en forma de sillar
   -  predominio del arco de herradura.
            Los templos del Sur peninsular son más sencillos que los del Norte, similares a basílicas romanas.
            Entre las plantas basilicales, el más significativo es San Juan de Baños (Palencia), fundada por Recesvinto en el 661  construido sobre un arco triunfal. Su cabecera presenta en origen tres ábsides cuadrados, con espacios intermedios, describiendo una forma de tau.
         Santa María de Quintanilla de las Viñas (Burgos) sólo conserva hoy la cabecera y el transepto. Al parecer en origen tuvo tres naves y dos cámaras, una a cada lado del transepto. La iglesia presenta una línea de imposta : hilada algo voladiza sobre la que se asienta un arco o una bóveda; saliente que separa dos plantas de un edificio. En el capitel-imposta del arco triunfal hay una inscripción. En el interior se conserva decoración figurada.


Las cámaras separadas aparecen también en San Pedro de la Nave (Zamora), San Pedro de la Mata (Toledo) y Santa Comba de Bande (Ourense). Estos tres edificios tienen en común la planta, ya que son estructuras cruciformes inscritas en rectángulos, forma que propicia estas cámaras (podrían ser espacios penitenciales o para prácticas litúrgicas).

            San Pedro de la Nave es un compromiso entre la planta basilical y cruciforme. El crucero se magnifica con cuatro columnas adosadas sobre las que descargan  dos arcos.Las basas son amplias con complemento escultórico. Los capiteles tienen un cuerpo troncopiramidal invertido, a lo bizantino y sobre ellos descansa un ábaco tallado que continúa por el muro como línea de impostas.
San Pedro de la Nave
Santa Comba de Bande
Santa Comba de Bande-  Edificio de régimen monacal. Sufrió restauraciones en el siglo X y en el XX. En origen tenía una cruz griega en planta, prolongada en su brazo E-W por la capilla mayor y un pórtico.  Todo su interior está abovedado con una bóveda de cañón en la nave y bóveda de arista en el crucero trabajada con el spicatum romano. Los arcos de separación son de herradura y el de la capilla mayor descansa sobre dos columnas con capiteles romanos y asturianos.Poseía además cámaras anejas para la vida en comunidad, que tienen su entrada desde el crucero y desde la nave. El centro litúrgico está en la capilla mayor pero también es importante el crucero.


Presenta la iglesia un perímetro rectangular del que sobresale la capilla mayor. El cuerpo de la iglesia de de cruz griega, con todos los lados de un mismo tamano, prolongados en la cabecera con el altar mayor y a los pies con un pórtico.
Todo el interior está abovedado con una bóveda de medio cañón en la nave y brazos del transepto y bóveda de arista en el centro del crucero. La capilla mayor tiene una bóveda de herradura.
Los arcos de separación son  de herradura, descansando el arco de la capilla mayor sobre un par de columnas con capiteles romanos y asturianos.

Crucero de Santa Comba

ESCULTURA
 Uno de los aspectos más llamativos de la arquitectura visigoda es su ornamentación en relieve: en pilastras, canceles, puertas, impostas, placas etc.            Hay tres grandes grupos de motivos:
- geométricos: el sogueado, relieve imitando el trenzado de cuerdas, forma combinaciones  de círculos.
- vegetales : roleos o tallos vegetales ondulados
- figurados
            Los dos primeros son de inspiración celta, hispanorromanos, orientales, de tradición helenística o norteafricanos.
            La decoración remarcaba la arquitectura: líneas de impostas en el arranque de abovedamientos, a la altura de los salmeres (primera dovela del arranque de los arcos), en el trasdós (plano superior externo y convexo de un arco) y en los soportes.
            En San Pedro de la Nave hay dos capiteles donde se representan las escenas de Daniel en el foso de los leones y el Sacrificio de Isaac. En el primero, Daniel aparece vestido con los brazos en alto, en posición orante, acompañado por dos leones, es decir, no se está exaltando el martirio en sí mismo, sino el triunfo sobre la muerte y , con ello, de da un claro carácter funerario. En el segundo, Abraham, cogiendo a su hijo por el cabello, se dispone a realizar el sacrificio sobre un ara. De un ángulo surge, saliendo de una nube, la mano de Dios que detiene el sacrificio, mientras en el lado opuesto, entre zarzas se encuentra el cordero que será finalmente la víctima. En ambos casos la escena se explica mediante una inscripción que recorre el frente del capitel. En sus caras laterales se representan a los cuatro apóstoles. El estilo de la talla presenta una gran expresividad, adaptación al marco de las figuras y fuertes desproporciones. La talla es a bisel.








            En Quintanilla de las Viñas aparece un repertorio de roleos que enlazan animales, aves, cabezas. Se han conservado también tres relieves; dos en la línea de imposta: sol en un clípeo como un joven sin barba sostenido por ángeles, luna interpretada como una forma masculina, al llevar barba; esta figura también es clipeata; y el tercero es un Cristo en el vértice del arco. Serían alusiones simbólicas a la crucifixión.



ORFEBRERÍA
 Como en la mayoría de los pueblos germánicos , nómadas, la orfebrería fue un arte muy desarrollado. De los visigodos se han encontrado diversas piezas, destacando el Tesoro de Guarrazar con la corona votiva de Recesvinto, de gran suntuosidad, con piedras preciosas engastadas en oro, así como también destacan fíbulas y otras joyas de menos tamaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada