jueves, 28 de abril de 2016

NEOCLASICISMO Y ROMANTICISMO: FUNDAMENTOS SOCIALES Y ARTÍSTICOS DE AMBOS MOVIMIENTOS

Panteón de Agripa, grabado de Piranesi

La guerra de Independencia americana (1775-1783) y la Revolución Francesa son exponentes de las transformaciones que se producen a los largo del siglo XVIII y que suponen el fin de una era.
Los profundos cambios económicos y sociales (crecimiento demográfico, revolución Industrial y ascenso de la burguesía, junto con nuevas formulaciones teóricas basadas en la Ilustración, socavan las bases del Antiguo Régimen inauguran la época contemporánea.
La segunda mitad del siglo XVIII es el momento álgido de la ruptura con la tradición en los campos político, social e ideológico.
Winckelmann
En el siglo XVIII aflora una enorme cantidad de pensadores y filósofos como Hume, Voltaire, Jefferson, Rousseau, Diderot, Kant o Adam Smith que participan de unas ideas comunes basadas en la tolerancia, el cosmopolitismo y el derecho inalienable a la crítica. Para ellos la razón es un instrumento práctico basado en la experiencia apto para formular normas sobre acción moral y social.
Pero Hume y Rousseau también hablan de la importancia de los sentimientos, que dictan las acciones a los hombres.
El arte
La caída del Antiguo Régimen en Francia con la Revolución de 1789 era el resultado de la oposición de las clases medias y populares a un sistema político y social dominado por la aristocracia , incluyendo en esta protesta incluso al Rococó y recomendándose por parte de los pensadores ilustrados la serenidad del arte clásico.
Una serie de circunstancias van a permitir este redescubrimiento de la Antigüedad clásica , por ejemplo, el descubrimiento de Pompeya y Herculano que conllevó la aparición de libros y hallazgos sobre lo encontrado. En este sentido sobresalen la primera Historia del Arte, escrita por el alemán Winkelmann (1716-1768)  sobre la Antigüedad así como sus dibujos de ruinas de ruinas romanas que van a tener gran difusión en Europa. Su Historia del Arte de la Antigüedad lo convierte en el fundador de la Historia del Arte. También destaca el ensayo estético titulado Laoconte , de Lessing. Y los grabados de Piranesi . Si Winkelmann era gran admirador del pasado griego, Piranesi recrea en sus grabados las ruinas del glorioso pasado romano. El primero prefiere la sencillez griega, el segundo la monumentalidad romana.
Coliseo , por Piranesi
Asimismo las academias creadas a lo largo del siglo XVIII subrayan el valor normativo de lo clásico y se apoyan en los hallazgos originando verdaderas campañas antibarrocas y buscando el buen gusto que se había perdido.
Foro romano, grabado de Piranesi
Se produce también una crisis estética motivada por el agotamiento de las formas decorativas del Rococó, sin apenas trascendencia en sus exteriores. Por ello la única salida era crear un estilo distinto o volver al pasado y se opta por esto último representando el Neoclasicismo la derrota de la aristocracia y de sus salones.
El Neoclasicismo se prolongará hasta bien entrado el siglo XIX y el centro será Francia aunque sus consecuencias abarcarán toda Europa afectando especialmente a la arquitectura y algo también a escultura y pintura.
El Romanticismo va a ser un poco más tardío. Las invasiones napoleónicas hacen tomar conciencia a los pueblos de sus peculiaridades como nación y se ensalzan los sentimientos de pertenencia a ellos. Es la Europa del Romanticismo. El protagonista ya no es el ciudadano, parte de una colectividad, si no el individuo. Rasgos del Romanticismo son la búsqueda entusiasta de los vestigios del pasado, el amor a la naturaleza y el predominio de la pasión y la sensibilidad sobre la razón.

Para los románticos alemanes la naturaleza era el medio donde el hombre se encontraba a sí mismo. La naturaleza es algo hostil y sobrecogedor que provoca en el hombre el sentimiento de lo sublime , através del cual es consciente de su individualidad. Para los ingleses , la naturaleza se modifica y se adapta al hombre y a sus sentimientos para permitir su sociabilidad; es lo pintoresco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada