miércoles, 26 de enero de 2011

ARQUITECTURA ROMÁNICA EN ESPAÑA

En los siglos XI y XII no podemos aún hablar de España. La península está ocupada al sur por los musulmanes y en el Norte los reinos cristianos empiezan a arrebatarles cada vez más terreno conquistando importantes territorios como Toledo , en 1085 o Zaragoza en 1118, posibilitando así una mayor estabilidad en la mitad norte. Es precisamente aquí, en el norte, donde encontraremos las únicas manifestaciones del Románico español.
La pacificación del norte contribuye asimismo al auge del camino de Santiago, ruta de peregrinación que se convertirá en foco de penetración y difusión del Románico, ligado a la orden de Cluny .También los maestros lombardos penetran en Cataluña.
Aparte de las aportaciones procedentes de Francia y Lombardía , el Románico peninsular recibirá influencias prerrománicas : visigodas, mozárabes y del prerrománico asturiano.


CATALUÑA
En Cataluña la influencia francesa va a ser muy marcada así como también la lombarda.
Una obra temprana y asombrosa por su espectacular enclave en el Alto Ampurdán es el monasterio de San Pere de Roda (1022). A pesar de su mal estado de conservación posee una inmensa bóveda de cañón apoyada en pilares que descansan en un podio y con columnas con capiteles corintios.


De Lombardía reciben influencia los monasterios de San Miguel de Cuixá, San Martí del Canigó o el erigido por el abad Oliva, Santa María de Ripoll. En estos edificios los muros se estructuran a la vez que se decoran en bandas lombardas: bandas flanqueadas por finas pilastras llamadas lesenas y con arquillos ciegos en la parte superior.


Del siglo XII se realizan San Joan de les Abadeses uy la catedral de la Seu d´Urgell, siguiendo la influencia lombarda. En los valles prenaicos aparecen pequeñas iglesias como las del Valle del Bohí, San Clemente de Taüll o Santa María de Taüll, que utilizan bandas lombardas, campanario separado del edificio principal, como ocurrirá en Italia y con cubiertas de madera y columnas en lugar de la tan románica bóveda de cañón y pilares cruciformes.


CAMINO DE SANTIAGO
El Camino de Santiago es el otro gran foco de penetración del Románico, que desciende desde el Reino de Navarra y los condados aragoneses pasando por Castilla y León hasta llegar a santiago de Compostela.
En Aragón la obra más importante es sin duda la Catedral de Jaca(1063) , edificio de tres naves con tres ábsides y bóveda en la cubierta. En la línea de imposta de las ventanas se coloca un motivo decorativo ajedrezado.


En Palencia se levanta la iglesia de San Martín de Frómista, siglo XI, pequeña iglesia de gran pureza y unidad estilística, presenta una planta con tres naves con triple ábside y cúpula sobre trompas en el crucero. La fachada principal está flanqueada por dos torres cilíndricas. Es un ejemplo de sencillez y armonia.



La colegiata de San Isidoro está muy relacionada con la casa real de León. Fue la reina Urraca, una de las personalidades más vigorosas del siglo XI la que mandó hacer la ampliación del panteón.
Las obras de la parte baja son contemporáneas de las de Santiago de Compostela. Sobre el piso bajo se dispuso otro segundo a modo de westwerke carolingio u otoniano. Interesa en particular la parte baja. Dos fuertes columnas dividen el primer ambiente en seis tramos, mientras dos sencillos pilares prolongan el espacio hasta la muralla romana. El ambiente puede parecer algo pesado por la escasa altura pero se ve favorecido por la entrada de luz desde el norte. Los capiteles sobre el muro de la iglesia representan la Curación del leproso y la Resurrección de Lázaro.


La iglesia de Fernando I fue demolida para construir otra nueva de tres naves sin transepto acusado en planta y capillas de la cabecera alineadas con las naves. Luego se modificó el plan, ampliando los ábsides laterales y añadiendo un tramo de transepto a cada lado. En la actual iglesia existen varias etapas constructivas. Lo más interesante de ella son los conjuntos escultóricos de las portadas y las pinturas del Panteón real.
La Catedral de Santiago y las iglesias de peregrinación francesas merecen capítulos aparte.
CASTILLA


En Soria encontramos  Santo Domingo, con fachada decorada con arquería ciega distribuída en dos pisos.

En San Vicente de Ávila, de finales del XI se anuncian ya soluciones góticas en sus bóvedas algo más tardío. Los pórticos orientados al sur proporcionaban una zona de reunión conijada de los rigores del invierno castellano. Destaca también San Esteban de Segovia o el Claustro de San Juan de Duero , con clustro de arcos entrecruzados de influencia árabe.


SUR DEL DUERO

Estos edificios son del siglo XII , cuando el valle del Duero y los territorios al sur del río se convierten en una zona a salvo de los ataques musulmanes. En el valle del Duero se encuentran algunas de las manifestaciones más espléndidas del Románico: Catedral de Zamora con magnífica cúpula gallonada sobre el crucero, la Colegiata de Toro y la Catedral vieja de Salamanca.



 Las tres utilizan pechinas en lugar de trompas y tienen una original disposición de los volúmenes. Las cúpulas gallonadas y decoradas con escamas de pez son también un rasgo original.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada