martes, 11 de mayo de 2010

LAS LANZAS O LA RENDICIÓN DE BREDA

-->
Velázquez pinta Las lanzas, episodio de la guerra de los Países Bajos (sobre 1624). El ejército español al mando del general Spínola toma la ciudad de Breda y los holandeses se rinden , al mando de Justino de Nassau.
Las escenas de batalla eran habituales en el Renacimiento y en ellas se buscaba insistir en el poder del vencedor que se acercaba sin armas y sin ejército. Velázquez se aparta intencionadamente de esa representación y refleja el encuentro de ambos generales prácticamente en pie de igualdad. El genovés Spínola no está a caballo; su caballo aparece en primer término. Nassau viene con sus armas y acompañado por sus soldados. Es la confraternidad de los dos ejércitos. Velázquez representa la benevolencia del ejército español casi como decir la caballerosidad española. Muy representativo de esa caballerosidad es el gesto amable y humilde del general Spínola impidiendo la humillación del vencido. Además su clemencia es una alegoría del príncipe. Pero hay mucho de teatral en esta escena. Algunos autores piensan que Velázquez haya representado más bien un obra teatral de Calderón estrenada en la corte en 1625 y titulada “La rendición de Breda”. El desenlace de la obra de Calderón es precisamente la entrega de las llaves. Velázquez pues puede que se inspirara en esta escena y eso explicaría la pulcritud en los trajes, la inexistencia de heridos o el manejo de los trajes en perfecta colocación. Los personajes serían pues actores de teatro en donde el mismo Velázquez se introduce en la parte derecha. Aún así se observa una diferencia entre la ligera desorganización del ejército holandés y la actitud más firme de los españoles.
La composición, con los personajes en primer término, divididos por eje axial, en friso, parece enlazar con Los borrachos. Pero el escorzo por ejemplo del caballo, con su brillante pelaje, nos da una impresión de profundidad. Al fondo se abre un paisaje brumoso, con los humos de la batalla entremezclados con la bruma en un horizonte bajo característico de los Países Bajos. Velázquez demuestra su completo dominio de la perspectiva aérea conseguida gracias a una imprimación más ligera que la utilizada en su etapa sevillana, trabaja con colores fríos para dar impresión de distancia, grises, violetas que crean aspecto de ligereza

1 comentario:

  1. Me encanta la obra de Velazquez, es tan distinto al resto de contemporaneos. Las villas Medici son increibles. Os dejo un enlace interesante con sus obras:
    Galería de las obras de Velázquez

    ResponderEliminar